mayo 19, 2024

Eventoplus Argentina

Manténgase al tanto de los últimos desarrollos de Argentina sobre el terreno con noticias basadas en hechos, secuencias de video exclusivas, fotos y mapas actualizados de Eventoplus.

Una camarera en Michigan fue despedida después de recibir una asombrosa propina de 10.000 dólares sobre un billete de 32,43 dólares y dividirla con sus compañeros de trabajo.

Una camarera en Michigan fue despedida después de recibir una asombrosa propina de 10.000 dólares sobre un billete de 32,43 dólares y dividirla con sus compañeros de trabajo.
  • Lynsey Boyd fue despedida del Mason Jar Café en el sur de Michigan a pesar de compartir generosamente la propina de 10.000 dólares que recibió con otros ocho compañeros de trabajo.
  • El restaurante dijo que el despido fue una «decisión comercial» ajena a la propina.
  • Desde entonces, Boyd eliminó la publicación sobre su experiencia y cerró su página de Facebook por completo.

Una camarera en Michigan fue despedida después de recibir una impactante propina de 10.000 dólares sobre un billete de 32,43 dólares, pero el restaurante insistió en que el despido fue una «decisión comercial» no relacionada con la generosa propina.

Lynsey Boyd, la madre de Michigan que recibió esta sorprendente información, fue despedida del Mason Jar Café en Benton Harbor a pesar de compartir generosamente dinero con otros ocho compañeros de trabajo.

El drama ocurrió después de que un cliente anónimo dejó una propina de $10,000 para honrar a un amigo recientemente fallecido, dijo Boyd en una publicación de Facebook ahora eliminada.

El hombre de mediana edad con traje oscuro no quiso permanecer en el anonimato, pero dijo que estaba en la ciudad para el funeral y que tenía la intención de difundir algo de alegría con la generosa recompensa, según Detroit Free Press.

'Simplemente lo abracé. En ese momento ni siquiera sabía su nombre, pero lo abracé. “Luego me dijo que le había dejado un monumento en memoria de alguien muy querido para él y que quería hacer algo lindo y generoso en su nombre”, dijo Boyd. WSBT.

Lynsey Boyd, una camarera en Michigan, fue despedida después de recibir una impactante propina de 10.000 dólares sobre un billete de 32,43 dólares, pero el restaurante insistió en que el despido fue una «decisión comercial» no relacionada con la generosa propina.
El hombre de mediana edad que dejó la información deseaba permanecer en el anonimato, pero dijo que estaba en la ciudad para el funeral y que tenía la intención de difundir algo de alegría con la generosa recompensa.
Los propietarios de restaurantes Apple Martinez y Jaime Cousins ​​​​(en la foto) dijeron que las “leyes laborales” limitaban lo que podían compartir sobre el despido de Boyd.
Boyd, una madre de Michigan que recibió el sorprendente consejo, fue despedida del Mason Jar Café en Benton Harbor a pesar de compartir generosamente el dinero con otros ocho compañeros de trabajo.

Lo que se suponía que sería una historia optimista dio un giro negativo, ya que Boyd reveló en su publicación viral que perdió su trabajo debido a «todo el drama, la hostilidad y el dolor» que resultó de esta enorme información.

READ  Los bálsamos labiales Burt's Bees y Hidden Valley Ranch se agotan en unas horas

Los dueños de restaurantes Apple Martinez y Jaime Cousins ​​​​dijeron que las «leyes laborales» limitan lo que pueden compartir, pero afirmaron que el despido de Boyd no tuvo nada que ver con la propina de $10,000.

«No podemos comentar sobre la naturaleza de su pérdida de empleo debido a las leyes laborales y para proteger a los empleados involucrados», escribió la pareja en una publicación de Facebook.

«Sin embargo, diré que no tiene nada que ver con las propinas». Recibió la propina completa y no pagó impuestos (como hizo la empresa). Sí, compartió la pista a petición del hombre que la dejó.

Pero Boyd ofreció su versión de los hechos, diciendo que le pidieron que se tomara un día de salud mental mientras se desarrollaba el «drama» dentro del restaurante por las propinas.

«Se produjo un drama y, en un intento por calmar la situación y resolver los rumores, las cosas empeoraron», escribió.

Ella no especificó qué sucedió y desde entonces eliminó la publicación y cerró su página de Facebook por completo. Pero circularon rumores que sugerían que los empleados que no estaban trabajando ese día esperaban compartir propinas.

“Se espera que los empleados que no estaban trabajando el día de la propina de $10,000 la reduzcan y creen un ambiente de trabajo muy emocionante”, decía una publicación.

Lo que se suponía que sería una historia optimista dio un giro negativo, ya que Boyd reveló en su publicación viral que perdió su trabajo debido a «todo el drama, la hostilidad y el dolor» que resultó de esta enorme información.
Los dueños de restaurantes Apple Martinez y Jaime Cousins ​​​​dijeron que las «leyes laborales» limitan lo que pueden compartir, pero afirmaron que el despido de Boyd no tuvo nada que ver con la propina de $10,000.
Boyd ofreció su versión de los hechos y dijo que le pidieron que se tomara un día de salud mental mientras se desarrollaba el «drama» dentro del restaurante por la información.

Según Boyd, la gerencia le pidió que se tomara otro día libre «hasta que las cosas se calmaran» y no respondió a su mensaje de texto preguntándole si le habían dicho «de manera profesional que no volviera».

Boyd fue despedida mediante una llamada telefónica el martes, la primera vez desde que tenía 15 años que se encontraba sin trabajo.

READ  Los resultados de Microsoft superaron las expectativas, las acciones subieron un 8% con las ventas de AI Juice

Cuando la desesperada camarera compartió su experiencia, los usuarios de las redes sociales se indignaron y dejaron comentarios negativos en la página del restaurante y en Google Maps.

Un usuario enojado compartió capturas de pantalla de la publicación de Boyd y escribió: «De esto no se trata nuestra comunidad». Lynsey cumplió los deseos de los conductores de volquetes y compartió este acto de bondad cuando muchos se lo habrían guardado para sí mismos.

“He trabajado personalmente con ella y es uno de los seres humanos más amables y generosos que he conocido”, continuaron.

«Qué vergüenza para usted y para todos los empleados que se quejaron de que no les pagaban cuando no estaban trabajando». ¡¿Qué tan egoísta puedes ser ?! Espero que esto se haga correctamente!

Desde entonces, los dueños del restaurante han refutado las afirmaciones de Boyd, pero se han negado a entrar en detalles sobre por qué fue despedida.

«Sé que hay muchas cosas que nos hicieron dejarla ir por la denuncia, y no tiene sentido», dijo Cousins. televisor de madera.

«Tenemos un personal que ha estado con nosotros durante años, estudiantes universitarios que regresan cada verano y damos oportunidad tras oportunidad a nuestros empleados, así que obviamente no vamos a dejar ir a nadie sin ningún motivo».

Los propietarios escribieron en las redes sociales que se trataba de una decisión puramente comercial y enfatizaron que tales decisiones “no se toman a la ligera ni apresuradamente”.

«Estamos haciendo donaciones a fondos universitarios, los hemos mantenido empleados durante Covid y estamos haciendo todo lo posible para no perder personal», escribieron los propietarios.