junio 16, 2024

Eventoplus Argentina

Manténgase al tanto de los últimos desarrollos de Argentina sobre el terreno con noticias basadas en hechos, secuencias de video exclusivas, fotos y mapas actualizados de Eventoplus.

Las conferencias de la NCAA y Power Five votan para aprobar un acuerdo de 2.800 millones de dólares en las demandas de House, Hubbard y Carter

Las conferencias de la NCAA y Power Five votan para aprobar un acuerdo de 2.800 millones de dólares en las demandas de House, Hubbard y Carter

En la primavera de 2021, los abogados de la NCAA comparecieron ante la Corte Suprema de Estados Unidos, argumentando firmemente en contra de darle dinero adicional a cada atleta universitario anualmente.

Monto: $5,980.

Tres años más tarde, en un acuerdo histórico que cambió el curso del atletismo universitario más importante, la organización abandonó sus reglas arcaicas, se deshizo de su antiguo amateurismo y marcó el comienzo de una era de compensación directa a los atletas.

Cantidad: Se espera que más de $15 mil millones en dinero nuevo se canalicen hacia los atletas durante el transcurso del acuerdo de 10 años.

La NCAA y las conferencias de poder votaron esta semana a favor de resolver tres casos antimonopolio (House, Hubbard y Carter). Un futuro modelo de reparto de ingresos para los atletas que podría costar a las principales conferencias más de mil millones de dólares al año; y otros posibles cambios en la estructura de gobernanza, aplicación y becas de la Sociedad.

La votación, anticipada desde hace semanas, es un momento histórico, un cambio dramático y sísmico para una organización que durante décadas ha luchado contra el pago directo a los jugadores a pesar de ganar miles de millones con sus principales potencias del fútbol y el baloncesto masculino. Los abogados demandantes han marcado el comienzo de una nueva era en la industria que esperan que traiga estabilidad al actual panorama de reclutamiento rebelde como resultado de nueve meses de negociaciones con el presidente de la NCAA, Charlie Baker, y los comisionados de la conferencia.

Atrapados en un purgatorio entre el amateurismo y el profesionalismo, los principales deportes universitarios están creciendo, aunque no por sí solos. Aunque forzada a regañadientes a este mundo semiprofesional por las leyes estatales y los sistemas judiciales, la industria todavía se aferra a una pequeña porción de amateurismo, ya que todavía se espera que el nuevo modelo prohíba el pago por jugar y los incentivos.

Sin embargo, los líderes universitarios dicen que el acuerdo evita futuros desafíos legales, vincula el poder a la NCAA durante al menos otra década y aporta más regulación al entorno de reclutamiento.

“Será el cambio más grande en la historia de los deportes universitarios. Punto”, dijo Gabe Feldman, profesor de derecho deportivo en Tulane y una voz destacada en los litigios de la NCAA. «Ha habido cambios significativos y cambios incrementales. La era NIL ha abierto muchas puertas, pero que los atletas compartan los ingresos con las escuelas no sólo es monumental, sino contrario a lo que la NCAA ha defendido durante más de un siglo.

Este contenido incrustado no está disponible en su región.

Las juntas directivas de los cinco presidentes de las conferencias de poder (Big Ten, SEC, Pac-12, Big 12 y ACC) votaron a favor del acuerdo esta semana. El Pac-12, aunque estuvo casi disuelto, votó a favor de ser el primero en estructurarse. La liga entregó la votación final el jueves por la noche en un día importante.

READ  Putin visitó Mariupol ocupado, símbolo de la resistencia ucraniana

Sin embargo, es posible que la decisión final sobre el acuerdo no se tome hasta dentro de varios meses. Según los expertos, el acuerdo requerirá la aprobación de un juez y estará abierto a objeciones de demandantes individuales, con un intervalo de al menos cinco meses.

Sin embargo, dentro de 14 meses, a partir del semestre de otoño de 2025, se espera que se implemente el nuevo modelo de la industria que permitiría, pero no exigiría, que las escuelas compartan los ingresos con los atletas hasta un cierto umbral de la mitad del salario.

Los acuerdos de reparto de ingresos con atletas se clasificarían como acuerdos NIL, proporcionando fondos para que las escuelas utilicen y difundan el nombre, la imagen y la semejanza de los jugadores, el concepto en el centro del caso de la Cámara. Otros métodos de pago que no sean NIL son una opción.

Si bien quedan muchas preguntas en torno al nuevo sistema, las empresas podrán compartir hasta 22 millones de dólares al año con los atletas. Esa cifra, aún más cambiante, se deriva del 22% de los ingresos promedio de las conferencias electrónicas. Los $5 millones en dinero relacionado con Alston incluyen excepciones y becas adicionales que cuentan para el total.

El presidente de la NCAA, Charlie Baker, ha presionado repetidamente para obtener asistencia del Congreso en la NIL.  (Matthew J. Lee/The Boston Globe vía Getty Images)

El presidente de la NCAA, Charlie Baker, ha presionado repetidamente para obtener asistencia del Congreso en la NIL. (Matthew J. Lee/The Boston Globe vía Getty Images)

Se espera que llegue un nuevo modelo. Eliminar las restricciones de becas al implementar límites de listaUna medida para evitar más batallas legales, pero que podría costar a las escuelas millones en ayuda financiera adicional en medio de un acalorado panorama de reclutamiento.

Al final de todo, hay un alto precio: entre 200 y 300 millones de dólares por escuela en un acuerdo de conciliación de 10 años, o alrededor de 15 mil millones de dólares en todas las escuelas poderosas. Esa cifra significa que una escuela alcanza el umbral de distribución de ingresos anual y amplía la dotación en al menos entre 3 y 5 millones de dólares.

Para muchos administradores escolares, hay una sorpresa cuando se trata de buscar dinero extra de maneras inusuales. Aprovechar el capital privado y el capital. Un precio anual de $30 millones y $20 millones en becas totales es entre el 40% y el 45% del presupuesto promedio del departamento de deportes de las escuelas públicas en ACC, Big Ten, SEC y Big 12.

READ  El Dow subió más de 1500 puntos en dos días cuando el miedo comenzó a desvanecerse

Sin embargo, sin un acuerdo, los líderes universitarios corren el riesgo de sufrir otra pérdida en los tribunales: 20 mil millones de dólares en daños y quiebra, según documentos obtenidos por Yahoo Sports.

Además de los nuevos fondos, se avecinan otros cambios.

Se espera que el modelo de acuerdo incluya, como mínimo, una nueva división de cumplimiento y una estructura administrativa para las escuelas de conferencias de poder, que les permita desarrollar y hacer cumplir sus propias reglas. Podría llevar meses concluir esos detalles.

Para los administradores, la situación de aplicación de la ley es un área importante. El acuerdo no elimina las coaliciones lideradas por partidarios, pero alienta a las escuelas a incorporarlas al departamento deportivo de la universidad, a menudo a través de una fuerte agencia de aplicación de la ley, una que pueda operar fuera de la NCAA y obtener fuerza a través del acuerdo.

Como parte del acuerdo, se espera que el juez «reafirme» las reglas de compensación existentes de la NCAA, prohibiendo específicamente los pagos de refuerzo para contratos que no sean «verdaderos NIL». Según un documento legal que resume el contrato.. Sin embargo, se han compartido pocos detalles sobre la agencia encargada de hacer cumplir la ley.

Como parte de un sistema de «reemplazo» para nuevos demandantes, se espera que el acuerdo proporcione documentación para la «liberación» de reclamaciones de compensación antimonopolio de atletas actuales, anteriores y futuros durante 10 años. En un artículo publicado en Yahoo Sports la semana pasada, el abogado de los demandantes, Steve Berman, citó tal idea, diciendo que el acuerdo tiene elementos incorporados que permiten a cada nueva categoría de atleta elegir una estructura de reparto de ingresos.

La solución no es correcta. No protege a la NCAA y a la conferencia de futuras demandas presentadas por los fiscales generales estatales, no se adelanta a las leyes estatales NIL o de reparto de ingresos y no proporciona un juicio de facto sobre la aplicación del Título IX a dicho modelo de compensación.

El documento señala que el Título IX «se aplica a nivel de campus», lo que podría llevar a las escuelas a violar la ley federal al continuar utilizando a terceros para compensar a los atletas.

El abogado Jeffrey Kessler, otro demandante en el caso, espera que la cuestión del Título IX finalmente se resuelva en un tribunal.

«Los tribunales decidirán», dijo a Yahoo Sports. «No nos afecta. Si tenemos una solución, negociaremos un sistema para compensar a los atletas. Se determinará el grado en que se aplica el Título IX. [by the courts]».

La votación de la Junta de Gobernadores continuó un proceso de aprobación polémico dentro de la División I de 32 conferencias de la NCAA. Enfadado por el modelo de financiación utilizado para pagar casi 2.800 millones de dólares en compensaciones, 22 conferencias ajenas a FBS se unieron en un intento de bloquear la medida. A pesar del rechazo, la junta directiva de la NCAA aprobó el modelo de financiación el martes, y cinco de los 21 miembros votantes no apoyaron el plan. La aprobación envió el tema a la Junta de Gobernadores, que se reunió el miércoles más de una hora antes de la votación.

READ  El crecimiento del empleo en EE. UU. se acelera en abril; La tasa de paro baja al 3,4%

Según la estructura aprobada, la NCAA financiaría el 41% de los daños (1.100 millones de dólares), mientras que las escuelas financiarían el 59% (1.650 millones de dólares) durante un período de recuperación de 10 años. El problema es la zona de las escuelas. Power Conferences pagará alrededor de 664 millones de dólares en daños y perjuicios. Las otras 27 conferencias no poderosas pagarán 990 millones de dólares, lo que enfureció a las ligas no poderosas.

Los presidentes de las conferencias de poder y los administradores de la NCAA, inmersos en negociaciones desde agosto, sólo ofrecieron a las ligas de bajos ingresos un plan financiero y términos de acuerdo hace dos semanas, argumentan. Un comisionado describió el proceso como «no saludable».

Hay más reacciones contra el acuerdo.

Hay líderes de asociaciones de jugadores y grupos de defensa del deporte universitario. Lo criticó públicamente como una solución a corto plazo.. Instan a los administradores universitarios a explorar una estructura de negociación colectiva que dé voz a los atletas y proporcione una solución a más largo plazo.

Mientras tanto, se espera que la NCAA y los ejecutivos de la conferencia sigan presionando para que el Congreso tome medidas, adelantándose a las regulaciones de asentamientos y las leyes estatales y protegiéndolos de la implementación del modelo de empleo.

Hay otra taquigrafía en esto.

Está prevista una audiencia para el jueves en un caso antimonopolio separado en Colorado, Fontenot contra NCAA. La demanda busca miles de millones de dólares en daños y perjuicios por las transmisiones televisivas a los atletas universitarios. Se espera que el acuerdo de la Cámara consolide otros dos casos antimonopolio (Hubard y Carter), siendo el caso Fontenot un caso atípico. House, Hubbard y Carter comparten el mismo equipo legal. Los bufetes de abogados Corinne Tillery y Olson Grimsley Kawanabe Hinchcliffe & Murray lideran el caso Fontenot.

Se espera que la audiencia se centre en una posible consolidación del caso. Si bien los abogados del caso de la Cámara esperan que se consolide con el caso Carter, los abogados de Fontenot presentaron un expediente legal el martes con un mensaje claro: no quieren que se consolide. Para evitar futuros desafíos legales, lo mejor es que la NCAA consolide los cuatro casos.